Movilidad

Cómo promoverá Valdecarros un modelo de movilidad sostenible

Hablar de futuro en la movilidad de las ciudades implica conjugar y trabajar con dos variables: En primer lugar potenciar la sostenibilidad y la urgencia climática en nuestras necesidades diarias de movilidad y en segundo, adaptar esos procesos de cambio que están viviendo las ciudades a los cambios demográficos y la mayor presencia del teletrabajo. 

Aunque la movilidad urbana sigue dependiendo en gran medida del uso del vehículo privado, la problemática medio ambiental y la concienciación respecto a la mayor calidad de vida urbana hacen que se avance hacia políticas de sostenibilidad urbana que apuestan por acelerar el uso de transportes blandos ( a pie, en bicicleta o en patinete) y el uso de transporte público colectivo. Se trata de impulsar una nueva movilidad urbana que procura, en última instancia, la reducción y la descongestión del tráfico rodado en Madrid, el cuidado del planeta, y la implantación de hábitos más saludables.

Cuando empezó a planificarse el desarrollo urbanístico de Valdecarros se tomó como referencia un estudio de tráfico realizado en base a la encuesta domiciliaria de la Comunidad de Madrid. Una exhaustiva hoja de ruta que nos ha permitido basar en el transporte peatonal buena parte de lo que se denomina movilidad generada y movilidad atraída.

 

La movilidad generada es la que tiene su origen o destino en los domicilios del ámbito, en este caso Valdecarros. Hay previstas más de 50.000 viviendas en el ámbito, de manera que en torno a unas 150.000 personas tendrán su movilidad generada en Valdecarros.

La movilidad atraída está ligada a las actividades desarrolladas en el ámbito. Hablamos de todos aquellos trayectos que tengan origen o destino en lugares de empleo, estudios y compras situados en Valdecarros.

Actualmente, en el área de influencia de Valdecarros, el 25% de la movilidad se realiza a pie, un 25% en transporte público y más del 50% en vehículo privado.

Valdecarros se planificó con el objetivo de mejorar esas cifras. Primero a través de una tipología de calles que busca reducir la dependencia del vehículo privado; impulsando la movilidad más tradicional y eficiente, que es andar, y fomentando el uso de medios de transporte personal como patinetes, bicicletas y scooters.

 

bus eléctrico

Las previsiones de movilidad en el nuevo barrio son muy interesantes. Si hacemos la media entre movilidad generada y atraída, Valdecarros partirá con un aumento del transporte a pie y de la micro movilidad de casi el 20% sobre la media de los barrios próximos, de manera que más de un 40% de los trayectos se realizarán a pie, casi el doble que en las zonas adyacentes a Valdecarros

Ese aumento de la micro movilidad nos permite además reducir los transportes en vehículo privado respecto a la media. Solo un 36% de la movilidad será en vehículo privado, frente al [●] % de Madrid en su conjunto.

Además, contamos de partida con casi una cuarta parte de los trayectos en transporte público, un porcentaje todavía con margen de mejora y que esperamos impulsar antes de que las viviendas de las tres primeras fases comiencen a entregarse en los próximos años.

De hecho, las tres primeras etapas ya cuentan con previsiones de conexión con el resto de Madrid a través de la línea 1 del metro y de al menos siete líneas de autobuses, aunque luego tendremos ocasión de ampliar ese punto.

Cómo pueden incentivar los nuevos proyectos urbanos el abandono del uso del coche para caminar más

La red viaria de Valdecarros cuenta con una longitud superior a los 102 Km. Así se garantizan accesos cómodos y accesibles a las diferentes superficies dotacionales, zonas de esparcimiento y zonas de trabajo.

Si pusiéramos en fila las calzadas peatonales y la red ciclista y de movilidad que habrá en Valdecarros, sumarían  127 kilómetros. Es decir, la distancia que hay por ejemplo entre Madrid y Ávila.

La red de itinerarios peatonales cuenta con aceras de entre 4 y hasta 9 metros de ancho en las calles secundarias y principales, respectivamente.

De igual manera, los itinerarios peatonales accesibles y los pasillos visuales verdes, roturas en la ordenación que generan itinerarios verdes que cruzan la ciudad y que cuentan con:

  • Una anchura mínima de 120 cm de ancho (recomendado 150 cm).
  • Una pendiente longitudinal menor del 6%.
  • Una pendiente transversal menor del 2%.
emt

El 70% de las calles tienen una pendiente longitudinal inferior al 2%, un porcentaje que asciende al 86% si se consideran pendientes inferiores al 3%, y a un 99,5% si consideramos pendientes longitudinales inferiores al 6%.

Acomodar los viarios y las parcelas resultantes a estas pendientes, allanándolas cuanto ha sido posible, ha supuesto un incremento del movimiento de tierras de 28,8 millones de metros cúbicos entre desmontes y terraplenes, con un coste aproximado de 249 millones de euros (+IVA).

Valdecarros está en condiciones de asentar un importantísimo pulmón verde de la ciudad, y de irradiar un modelo de movilidad centrado en el transporte sostenible, la accesibilidad peatonal y las mejores condiciones orográficas y dotacionales para impulsar el uso de bicicletas, patinetes y otras formas de movilidad sostenible.

Nuevos transportes públicos que conectarán Valdecarros

De nuevo estamos ante muchos años de estudio y previsión que empiezan a hacerse realidad.

La conclusión del estudio realizado por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid para los futuros desarrollos urbanísticos en los distritos de San Blas, Vicálvaro, y Villa de Vallecas” se basan en una doble componente:

  • Radial: dotar a los distintos ámbitos de una infraestructura de gran capacidad para atender una demanda centro-periferia.
  • Transversal: Concebir un sistema de plataforma reservada sobre un eje transversal al conjunto del desarrollo para resolver la conectividad interna de lo que será una ciudad en sí misma, y la alimentación a los ejes radiales.

Es decir, Valdecarros se ha diseñado como un modelo eficaz de descongestión del tráfico del vehículo privado gracias al transporte público, tanto radial como transversal

En dicho estudio, se incluía particularmente para Valdecarros una nueva línea de Metro, que partiría desde Atocha hasta la Etapa 6 con una parada para las Etapas 1, 2 y 3, y a la vez se planteaba otra nueva línea de Metro Ligero, transversal, desde la estación de cercanías de Getafe, hasta la estación de cercanías de San Fernando de Henares. Tendría tres paradas en el ámbito de Valdecarros: dos en la Etapa 6 y una en la Etapa 8.

Además, en el estudio de transporte realizado se planteaban ocho nuevas líneas urbanas de la EMT para tender la movilidad interna y externa.

Según sus últimas previsiones, el Consorcio de Transportes de Madrid estudia el servicio y uso de dichos espacios transversales mediante Autobuses de Plataforma Reservada un  sistema de Autobús de Uso Prioritario (BuP) de alta capacidad con preferencia semafórica en las intersecciones para conectar los nuevos desarrollos urbanísticos del sureste de la capital, entre ellos Valdecarros.

Así lo ha avanzado la presidenta del Ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso, que ha subrayado que estos autobuses eléctricos permitirán, además, los desplazamientos de los usuarios entre las paradas más próximas de Metro, autobuses y Cercanías.

El BuP es un modelo de transporte público que circulará en paralelo a las carreteras M-45 y M-50 con paradas que tendrán una distancia entre 300 y 500 metros, en terrenos donde la geología y la geotecnia no hace aconsejable la ejecución de un metro  subterráneo.

Tiene una frecuencia de paso de entre 3 a 10 minutos y una velocidad de entre 15 y 30 km/h.

Cómo pueden las grandes ciudades contribuir a modelos más sostenibles.

En el caso de Madrid, los nuevos desarrollos urbanísticos del sureste de la ciudad van a ser parte de la solución a la movilidad de la ciudad.

Madrid se caracteriza por una acusada jerarquización viaria que permite concentrar el tráfico en pocas vías (un 25%).

La proximidad de Valdecarros a las redes estructurantes de la M-45 y de la M-50, así como las nuevas formas de movilidad que se implantarán en el nuevo barrio, ayudarán a fortalecer la movilidad transversal en la ciudad, donde hasta ahora se han priorizado los movimientos radiales.

Valdecarros se convertirá en ese eje vertebrador del Sur. Una microciudad completa, autosuficiente y dinámica, con la particularidad de ser, a la vez, un distrito más de Madrid capital.

Además, los nuevos desarrollos van a ser claves para cumplir con los objetivos europeos en materia de sostenibilidad y movilidad, tal como se establecen en el Libro Blanco “Transporte 2050” de la Comisión Europea (2011). Como objetivos en materia de movilidad establece:

 

  • Descarbonización del transporte. Reducir a la mitad para 2030 el uso de automóviles de «propulsión convencional» en el transporte urbano y eliminarlos progresivamente en las ciudades para 2050.

 

  • Conseguir que la logística urbana, en 2030, esté fundamentalmente libre de emisiones de CO2.
Ciudad Sostenible